Silvicultura

El bosque se desarrolla solo.
Sin embargo, sin la mano del hombre, no podría producir madera, en cantidad y calidad suficientes,
capaz de satisfacer las necesidades de la sociedad y a la vez seguir desarrollándose.

Desde 2009, Tonnellerie Saury forma parte del grupo Charlois, cuyas raíces familiares se remontan a mediados del siglo XVII en el bosque de Bertranges, con Jacques Charlois, hendedor de madera para duelas. Desde hace catorce generaciones, la empresa contribuye a revalorizar una joya forestal donde se yerguen los más bellos ejemplares de roble de Francia. Está especializada en la selección de robles y en la fabricación y maduración natural de madera para duelas conforme a las buenas prácticas forestales.

El bosque se desarrolla solo. Sin embargo, sin la mano del hombre, no podría producir madera, en cantidad y calidad suficientes, capaz de satisfacer las necesidades de la sociedad y a la vez seguir desarrollándose.

La silvicultura es el conjunto de ciencias, artes y actividades relacionadas con la conservación, la gestión y la creación de bosques. Bajo los auspicios del propietario del bosque o del experto forestal, engloba las distintas operaciones de silvicultura ejecutadas conforme a un plan de gestión elaborado en función de las especies de árboles que se pretende favorecer y del tipo de renovación. El plan de gestión garantiza la sostenibilidad del bosque, su correcto desarrollo y el respeto de la biodiversidad.

La silvicultura está sujeta a un complejo marco reglamentario (código rural, código forestal, código medioambiental, código urbanístico, etc.) y al cumplimiento de las buenas prácticas forestales, de las que el Grupo Charlois es signatario desde hace muchos años. Estas buenas prácticas engloban la preservación de la biodiversidad, el suelo, la calidad del agua y las zonas húmedas, la protección contra los riesgos de contaminación, la protección de los árboles no marcados para la explotación, la preservación de la regeneración natural y las plantas jóvenes, la protección contra los incendios, el respeto de los demás usuarios del bosque y el respeto del patrimonio cultural.

El roble francés para duelas es una madera de roble preciosa y rara que requiere de una gestión centenaria del bosque.
Por eso, en silvicultura, para garantizar el correcto desarrollo del bosque y su regeneración, todas las decisiones deben anticiparse a las necesidades del futuro y al impacto del cambio climático.

Para ello, la ONF (Oficina Nacional Forestal) y los propietarios forestales privados se rigen por planes de gestión establecidos en base a varias décadas.

COMPRA DE ROBLES

Tras más de 150 años, los robles para duela alcanzan la madurez y se ponen a la venta respetando varias etapas

01 - Marcado

01 - Marcado

En el bosque, la ONF o el silvicultor marca los robles que se van a talar según el plan de gestión establecido específicamente para el bosque.

02 - Tasaciòn

02 - Tasaciòn

Los compradores del grupo Charlois tasan in situ en el bosque, pie a pie, cada árbol marcado y puesto a la venta.

03 - Venta por licitaciòn

03 - Venta por licitaciòn

La compra de madera puede cerrarse directamente con el vendedor o en ventas por licitación, que reúnen a todos los compradores potenciales. En las ventas por licitación, se nombra a cada "tala de robles" (grupo de árboles marcados en una misma parcela). Los compradores anuncian sus tasaciones y se selecciona la oferta más alta.

04 - Tala de àrboles

04 - Tala de àrboles

Los árboles comprados en pie por el Grupo Charlois se talan en los doce meses siguientes a su venta (de acuerdo con el plan de gestión sostenible), respetando las buenas prácticas forestales y la normativa de explotación de cada parcela. A continuación, se transportan a los aserraderos del Grupo.

01

MARCADO

En el bosque, la ONF o el silvicultor marca los robles que se van a talar según el plan de gestión establecido específicamente para el bosque.

02

TASACIÓN

Los compradores del grupo Charlois tasan in situ en el bosque, pie a pie, cada árbol marcado y puesto a la venta.

03

VENTA POR LICITACIÓN

La compra de madera puede cerrarse directamente con el vendedor o en ventas por licitación, que reúnen a todos los compradores potenciales.

En las ventas por licitación, se nombra a cada «tala de robles» (grupo de árboles marcados en una misma parcela). Los compradores anuncian sus tasaciones y se selecciona la oferta más alta.

04

TALA DE ÁRBOLES

Los árboles comprados en pie por el Grupo Charlois se talan en los doce meses siguientes a su venta (de acuerdo con el plan de gestión sostenible), respetando las buenas prácticas forestales y la normativa de explotación de cada parcela. A continuación, se transportan a los aserraderos del Grupo.

¿Le interesan nuestros productos?